Martes, 22 de Agosto del 2017
Región:

Museo Arqueológico de San Miguel de Azapa - Arica

Museo Arqueológico de San Miguel de Azapa


A 13 kilómetros de Arica , en pleno Valle de Azapa, se encuentra el Museo Arqueológico San Miguel de Azapa, internacionalmente conocido por preservar momias de la cultura Chinchorro de 7.600 años, consideradas las más antiguas del planeta. La denominación Chinchorro deriva de la playa del mismo nombre en Arica - Chile, donde se encontraron por primera vez restos de esta cultura.

Museo Arqueológico de San Miguel de Azapa

 

Al interior del Museo encontrara sorprendetes momias en perfecto estado de conservacion y consideradas las más antiguas de mundo.

Ubicado a 13 kilómetros de Arica, en pleno Valle de Azapa, se encuentra el Museo Arqueológico San Miguel de Azapa, este pertenece a la Universidad de Tarapacá y es conocido internacionalmente por preservar momias de la cultura Chinchorro de 7.600 años, consideradas las más antiguas del planeta. La denominación Chinchorro deriva de la playa del mismo nombre en Arica - Chile, donde se encontraron por primera vez restos de esta cultura.

En el patio de acceso al museo, se exhibe un parque de petroglifos y un busto de Max Uhle, pionero de la antropología en el norte chileno. En su interior se observa  una bella colección de delicados tejidos, cestería y cerámica andina y costera de los indígenas que habitaron en esa época; pero lo más resaltante son las momias chinchorros, consideradas las más antiguas del mundo, momificadas con una curiosa técnica en arena. También se exhibe una prensa del siglo XVIII para extraer aceite de oliva y una didáctica reconstrucción escénica de las etapas de la cultura costera y andina.

Cultura Chinchorro

Acha es considerado un posible antecedente de esta cultura, con 8 mil años de antigüedad localizado en el valle de Azapa (Chile) que, aunque no presenta este tipo de momificación en su cultura, es considerada como los inicios de la tradición funeraria de Chinchorro. Chinchorro se relaciona con la así llamada cultura del Anzuelo de Concha y con Abtao, con la cual comparte algunos aspectos tecnológicos, particularmente el arpón. En su última etapa, hacia 2000 a.C., Chinchorro se entrelaza con los grupos Quiani, quienes, tras una simplificación de la momificación, pasarían a constituirse en los herederos de esta cultura y su longeva tradición.

Estos habitantes extendieron sus territorios desde Ilo (Perú) por el norte hasta Antofagasta (Chile) por el sur, estableciendo  su núcleo en la actual ciudad de Arica y el valle de Camarones. Destaca entre otros grupos de cazadores recolectores tempranos por sus originales ritos funerarios, siendo los primeros a nivel mundial, en momificar artificialmente a sus muertos.

El desarrollo artístico Chinchorro quedó plasmado, casi exclusivamente, en el delicado ajuar de las momias y en cierto sentido, en el elaborado tratamiento que recibían los difuntos. Contaban con turbantes de cuerdas de fibra vegetal o animal torcidas, adornados con productos marinos como cuentas de concha y malaquita, que cubrían la cabeza deformada intencionalmente en vida. Los rostros eran cubiertos por finas mascarillas de barro y los cuerpos envueltos con elaborados textiles de fibra animal y/o vegetal a modo de fajas y cordones. Estos combinan distintos colores según la época, primando los tonos crudos, ocres y terracotas. Algunas momias presentan faldellines de totora. Los cuerpos descansan sobre esteras de fibra vegetal y sacos de piel animal. Muchas de las momias eran acompañadas de estólicas, cuchillos, arpones y otros instrumentos. A veces, también de láminas de cobre nativo o natural que iban dentro del conjunto funerario.

 

[mapa.gif]

 

Culto a la Muerte  

          

  [chnchorro.jpg] 

Proceso de Momificación

La cultura Chinchorro es la primera manifestación compleja de un culto a la muerte y a los antepasados en la costa árida sudamericana. Se manifiesta en el complicado proceso de momificación que consistía en la extracción de los músculos y las vísceras del difunto, los que eran sustituidos por vegetales, plumas, trozos de cuero, vellones de lana y otros materiales. Luego, el cuerpo era cubierto con una capa de arcilla. Con pelo humano confeccionaban una peluca que colocaban en la cabeza. Este proceso pasó por distintas etapas: al principio sólo se momificaba a los recién nacidos y a los niños, utilizando colores llamativos y acompañándolos con figurillas de barro. En el clímax de la cultura, hacia 3000 a.C., se momificaban representantes de todos los miembros de la sociedad y de todas las edades (hombre, mujeres, niños, adultos y ancianos), embadurnándolos con pigmentos rojo, negro y café. Durante el ocaso de esta cultura, sólo se aplicaba mascarillas de barro. Al parecer, las momias no se enterraban, sino que eran instaladas de pie, formando parte activa de los campamentos, tal vez como una marca territorial del linaje del grupo a partir de un ancestro común. Además de las momias, existían entierros simples sin momificación. Estos son de tipo múltiple, posiblemente familiar, y se ubican en las terrazas superiores.

Los pescadores Chinchorro desarrollaron varios estilos de momificación a través del tiempo, entre ellas tenemos:

  Momias cultura Chinchorro

 

Momias Negras: son las más antiguas, con una data entre los 5.000 y 3.000 a.c. Caracterizadas por estar cubiertas por una patina de óxido de manganeso, lo que les otorga un tono negro mate. Se eliminaba completamente de sus cuerpos los tejidos blandos del cuerpo hasta conseguir un esqueleto limpio; luego se reforzaba la estructura ósea con palos, amarrándolos con hiladas torcidas para formar cuerdas. Tronco y extremidades se envolvían separadamente con una estera de fibra vegetal; finalmente, se cubría el cuerpo y rostro con una capa de arcilla, mezclada con alguna sustancia aglutinante, modelando la figura del individuo, e indicando claramente su sexo. A menudo la piel humana era reemplazada por piel de lobo marino cuando la propia era insuficiente.

Momias Rojas: Estas presentan una data entre los 3.000 y 2.000 a.c. Caracterizadas por estar cubiertas con oxido férrico, con largas pelucas de cabello humano. Estas se enterraban en grupos.

Momias Vendadas con patina de barro: Son una variación del estilo rojo, la diferencia es que los preparadores fúnebres disponían la piel en forma de vendaje.

Trescientos son los cuerpos Chinchorros que permanecen en las dependencias del Laboratorio del Museo Arqueológico San Miguel de Azapa, en donde se recrean 10.000 años de historia local, desde la época de los primeros pescadores y cazadores de la cultura pre Chinchorro hasta los actuales habitantes aymaras.

Con el transcurrir de los siglos los Chinchorro no desaparecieron, sus descendientes continuaron viviendo y floreciendo en la costa del Pacifico, y evolucionó su sistema religioso, político y social. Hacia el año 1.700 antes de nuestra era, abandonaron la práctica de la momificación artificial. En el sistema funerario de las poblaciones post–Chinchorro, los cuerpos solo eran enterrados en una posición flectada, momificándose naturalmente debido a la acción desecante del desierto. Sin embargo, tanto la momificación artificial como la natural evidencian que la preocupación por la muerte y el sentido trascendente de la existencia, tuvo una poderosa influencia en la vida cotidiana de las culturas prehispánicas.

La complejidad de la cosmovisión de la cultura Chichorro, en un medio con reducidos recursos y escasas técnicas y conocimientos, refleja una cultura con un profundo sentido trascendente y acusada espiritualidad, todo lo cual ha llevado a una serie de organismos e instituciones a postular a las Momias Chinchorro como futuro Patrimonio de la Humanidad.

Sentido Religioso

Los chinchorro eran un pueblo prehistórico de pescadores que habitaba en aldeas dispersas de las costas desérticas de Chile y Perú.
La conservación de sus muertos por momificación debió de ser una práctica profundamente religiosa para los chinchorro. Pero lo realmente notable es el modo sumamente elaborado de acondicionar a sus seres queridos para el viaje al más allá. Según Karen Wise, del Museo de Historia Natural del condado de Los Angeles, que realizó excavaciones en una necrópolis de 110, en Perú, las momias chinchorro son un prodigio de la arqueología andina y un caso extraordinario dentro de los estudios funerarios en el mundo. Al hablar de momias es lógico que el lector piense en el antiguo Egipto, pero hay que señalar que el pueblo chinchorro ya inmortalizaba a sus difuntos más de 2.000 años antes de que se practicara la momificación en el valle del Nilo. La datación más antigua de una momia chinchorro obtenida con el método del radiocarbono, correspondiente al cuerpo de un muchacho hallado en un yacimiento del valle de Camarones, a un centenar de kilómetros de Arica, es de 5050 a.C.
Mientras que los egipcios consideraban dignos de momificación sólo a reyes y notables, para los chinchorro todos los miembros de la comunidad, sin distinción de edad ni condición, eran igualmente acreedores a este ritual sagrado. Niños de corta edad, e incluso recién nacidos y fetos, recibían idéntica atención que los adultos.

Alimentación de los Pobladores del Chinchorro

Estudios cientificos de los momias ( muestras de huesos) indican que el 90% de su dieta eran mariscos. Muchas culturas antiguas de pescadores existían, enclavado en los valles áridos de los Andes, Pero la cultura Chinchorro fue unica por su conservación dedicada de los muertos.

Economía

Los chinchorros eran pescadores, cazadores y recolectores especializados en la explotación de recursos marinos, para lo cual idearon un diverso conjunto de herramientas. Resaltan el anzuelo de espinas de cactus y las puntas de arpón para capturar distintas presas. A partir de tumores encontrados en los oídos de las momias de esta época, se sabe que buceaban a gran profundidad. Pese a su fuerte orientación marina, utilizaron también especies vegetales terrestres como alimento, así como para confeccionar diversos objetos.

 

Organización Social

Estas poblaciones se organizaban en bandas o grupos pequeños de entre 30 y 50 personas aproximadamente, al parecer emparentadas entre sí. Seguramente existían diferencias de roles entre los miembros derivados de la experiencia y capacidades. Se supone, por ejemplo, que los especialistas en la momificación, probablemente ocupaban un lugar especial dentro de la banda.



  • Museo Arqueológico de San Miguel de Azapa

    http://www.turismoenarica.com/upload/lugares/bef9141189625a7.jpg

    Museo Arqueológico de San Miguel de Azapa

    Museo Arqueológico de San Miguel de Azapa
  • Museo Arqueológico de San Miguel de Azapa

    http://www.turismoenarica.com/upload/lugares/11-Ch9-MOMIAS.jpg

    Museo Arqueológico de San Miguel de Azapa

    Museo Arqueológico de San Miguel de Azapa
  • Museo Arqueológico de San Miguel de Azapa

    http://www.turismoenarica.com/upload/lugares/momia_bebe.JPG

    Museo Arqueológico de San Miguel de Azapa

    Museo Arqueológico de San Miguel de Azapa
  • Museo Arqueológico de San Miguel de Azapa

    http://www.turismoenarica.com/upload/lugares/Momias_Chinchorro_Deposito_Museo_San_Miguel_de_Azapa_foto_Giovanni_Pais_Becher_2010.JPG

    Museo Arqueológico de San Miguel de Azapa

    Museo Arqueológico de San Miguel de Azapa
  • Museo Arqueológico de San Miguel de Azapa

    http://www.turismoenarica.com/upload/lugares/Momias_Chinchorro1.jpg

    Museo Arqueológico de San Miguel de Azapa

    Museo Arqueológico de San Miguel de Azapa
  • Museo Arqueológico de San Miguel de Azapa

    http://www.turismoenarica.com/upload/lugares/Momias_Chinchorro_2.jpg

    Museo Arqueológico de San Miguel de Azapa

    Museo Arqueológico de San Miguel de Azapa








Lugares Turisticos en Arica

1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6



INCA TOURIMS OGD TUR TACNA SWISSCONTAC PROMPERU